Hyperluz

Cómo iluminar bien un escaparate

Un escaparate bien iluminado que resalte los productos expuestos consigue atraer a tus clientes.

joyeria_iluminada¿Has pensado que a veces las cosas no son lo que parecen? Un objeto mal iluminado puede parecerte algo distinto a lo que en realidad es. Lo mismo pasa con un escaparate. Su iluminación es uno de los elementos más importantes del negocio y, normalmente, uno de los que más se descuida. Sirve para mejorar la visibilidad de los productos expuestos, hacerlos más atractivos, crear ambientes y decorar. Se trata de generar sensaciones que atraigan a los viandantes para que sientan el impulso de entrar en el interior de la tienda. El escaparate es la tarjeta de visita de una tienda, que muestra un poco de lo mucho que se puede encontrar en su interior.

Una buena iluminación puede conseguir que escaparates pequeños parezcan más amplios o influir sobre nuestro estado de ánimo.

Cómo sacar el máximo partido a la iluminación del escaparate:

Para iluminar bien un escaparate necesitamos tener en cuenta algunos factores. Dónde está ubicado nuestro negocio y las condiciones de luz exterior a las que nos enfrentamos nos ayudarán a determinar si debemos utilizar más luz artificial (a más luz exterior, más iluminación artificial) para iluminar y destacar nuestros productos. El tamaño del escaparate es decisivo: escaparates más amplios necesitarán más luz que aquellos más pequeños y la luz debe estar enfocada a los productos, para destacarlos, dirigida de la parte más próxima a la fachada hacía dentro, para evitar deslumbrar a las personas que se acercan a verlo. Y elegir una luz que mantenga el nivel cromático de los colores; una luz blanca los desfigura, una luz cálida en, ocasiones( según colores) no da viveza, la mejor es la neutra (sobre 4000 K). Además de tener en cuenta el tamaño de nuestros propios productos y los colores que predominan en el escaparate. Los colores oscuros absorben más luz y, por tanto, necesitarán mayor iluminación que los colores claros.

Una buena iluminación te permite ahorrar energía:

Existen varias fuentes de luz para iluminar un escaparate: desde lámparas fluorescentes (luz fría) hasta lámparas con fibra óptica (luz intensiva, sin sombras). Vamos a hacer especial hincapié en la iluminación LED, un sistema de luces pequeñas y puntuales (Chips) que nos permiten iluminar tanto el escaparate como el rótulo consiguiendo un gran impacto visual y la intensidad lumínica óptima para dar viveza y realzar el escaparate. Los focos LED están especialmente diseñados para aguantar durante más tiempo activos y, además, la iluminación LED nos permite ahorrara hasta un 90% del consumo eléctrico, no produce calor y son totalmente ecológicos. Por ello son una opción muy interesante para nuestro negocio.

Y, por último, recuerda que la luz es una estrategia de negocio pero no olvides que tiene un coste. Por ello es importante que contemples la energía que necesitas y cuántos puntos de luz vas a incorporar en tu negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *